10 consejos para curar una casa enferma

“Como es adentro es afuera” …

Esta es una ley universal bien conocida que tendemos a olvidar con mucha frecuencia. Si extrapolamos esta ley al terreno más físico, podremos comprobar que cuanto mejor nos sentimos más ganas tenemos de arreglarnos, cuidarnos y mimarnos; lo mismo sucede con nuestro hogar, que viene a ser una extensión de nuestro cuerpo físico.

Cuanto más abarrotada, desordenada y sucia se encuentre nuestra casa, más fatiga y falta de energía sentiremos porque la casa no es otra cosa que un reflejo de nosotros mismos.

Si te encuentras un tanto deprimido, disperso, cansado, apático o si simplemente te apetece hacer espacio a nuevos proyectos y estados de ánimo te invito a poner en orden tu casa para poner en orden tu vida.

En este post quiero compartir las claves que recién he aprendido para curar una casa enferma y que deseo compartir contigo porque me parecen la mar de sencillas y creo que muchas de ellas, por no decir todas, están al alcance de todos.

Los 10 consejos para hacer brillar tu casa y tu vida

Decorar y renovar tu casa no es solo crear un ambiente bonito, si no también agradable, funcional y por último una forma de arreglar tu vida.

1. EVALÚA LA CANTIDAD DE LUZ

La luz es vida, energía y alimento. Las casas lúgubres no le gustan a casi nadie.

Mucho ojo si te gusta andar por casa siempre a oscuras, puede ser un síntoma de depresión o desidia. Es fundamental que tu casa tenga luz para respirar vida.

También es muy importante que la cantidad de luz sea la adecuada, un exceso de luz puede perjudicar tu descanso.

2. ORDEN Y LIMPIEZA

La suciedad y el desorden generan caos, dispersión y fatiga.

Si tu casa se ve bien desordenada, sucia o abarrotada no te queda más remedio que practicar la ley del desapego tirando o donando aquello que ya no te es útil.

Deshacernos de lo que no necesitamos es hacer espacio a nuevas cosas y proyectos que están por venir.

3. VENTILACIÓN

Las casas necesitan respirar, sobre todo cuando se notan muy densas. Todos los días es necesario ventilar aunque sea un poquito para que el aire se renueve. Los olores agradables suben tu vibración y mejoran tu estado de ánimo.

Velas, inciensos, aceites esenciales son ideales para ambientar tu casa, mucho mejor si optas por productos naturales en vez de químicos.

4. ZONA DE DESCANSO

Crea un ambiente personalizado en un lugar que invite al descanso y la reconexión.

Arregla un espacio personal donde puedas meditar, relajarte, leer un libro o simplemente descansar.

Una mecedora, una pequeña lámpara, un cojín y una mantita no pueden faltar en esta zona.

5. OBJETOS CON BUENA ONDA

Tira o dona aquellos objetos que tienes asociados a malos recuerdos o que no te acaban de convencer.

Deshazte igualmente de fotos que te produzcan emociones de tristeza o melancolía, opta mejor por aquellas que te trasmitan buenos recuerdos o también puedes optar por quitarlas todas.

Decorar con objetos que te trasmitan buenas sensaciones es algo muy personal, solo tú sabes las cosas que te motivan y proporcionan chispa.

6. HAZ TU CAMA TODOS LOS DÍAS

Hacer la cama nada más levantarte es el click que te hace tomar verdadera consciencia de cuando empieza y termina tu día. Hay estudios que dicen que las personas que hacen su cama de forma regular son más productivas.

7. PLANTAS NATURALES

Las plantas son vida y salud. Incorpora plantas según el espacio de tu casa.

Si tu casa es grande o dispones de terraza puedes poner mayor cantidad de plantas y más grandes. Para ambientes pequeños mejor plantas más pequeñas.

Mejor si optamos por plantas con hojas de forma redondeada porque suavizan el ambiente.

8. JUEGA CON LOS COLORES

Los colores ayudan a romper con la rutina y dan mucho juego a la hora de crear ambientes.

Utiliza la gama de los fríos para los dormitorios o zona de descanso y los más enérgicos para zonas donde hay más movimiento como el comedor o zonas infantiles de juego.

9. FUERA ELECTRICIDAD

En tu dormitorio evita aparatos eléctricos como ordenador, tv, móvil y demás porque emiten ondas que alteran tu descanso y pueden hacer que al día siguiente te levantes como si te hubieran dado una verdadera paliza.

Igualmente saca de ahí tus libros, el dormitorio es una zona de descanso y tiene que ser ajena a cualquier actividad.

10. MINIMALISMO

Menos es mil veces más. Esas casas antiguas y abarrotadas no solo están pasadas de moda sino que además generan agobio y estrés.

Tener lo esencial es fundamental para propiciar el relax sobre todo cuando tu casa es muy pequeña. Si tu casa es muy pequeña el orden hará que se vea más grande.

En casas pequeñas es muy importante apostar por muebles muy funcionales y tenerlo todo muy bien recogidito.

Espero que este post te haya sido de utilidad y que me cuentes en los comentarios al hilo del post que te parecen estas claves para empezar a hacer cambios en tu casa (vida).

Recuerda que tu casa junto con tu cuerpo es el templo en el que vives.

(fuente)

Anuncios