7 brillantes formas de comenzar una presentación

Artículo original publicado por @JacquelynVSmith en la web de Business Insider

“El comienzo es la parte más importante de la obra”, Platón

Cuando hablamos, tenemos cerca de 60 segundos para captar la atención de nuestro público, establecer credibilidad, orientarlos acerca de nuestro tema y motivarlos a escuchar, dice Darlene Price, presidenta de Well Said, Inc., y autora de “¡Bien dicho! Presentaciones y Conversaciones que obtienen resultados”.

Si pierdes esos preciosos segundos de apertura con una broma, una agenda, una disculpa, detalles de limpieza, una serie de agradecimientos, o un párrafo confuso, laberíntico, sin sentido lleno de “ums” y “uhs”, las mentes de tu audiencia navegarán a la deriva y es posible que no puedas volver a recuperarlos. “Tú necesitas poner el arte en el inicio, la parte más importante del trabajo”, dice Price.

Esa es una tarea difícil para cualquier orador  y requerirá de nosotros desarrollar y ensayar de forma bien hecha y diseñada, una apertura brillante y que llame la atención.

1. Cuenta una historia cautivadora

“De todos los comienzos que existen en tu caja de herramientas, el storytelling se encuentra entre los más potentes, consistentes y exitosos”, dice Price. “Como seres humanos, estamos configurados para disfrutar y aprender de las historias, desde cuentos para dormir e historias en campamentos, hasta los teatros de Broadway y las salas de juntas (los héroes, los villanos, los conflictos, las tramas, los diálogos y las lecciones aprendidas son las que nos atraen, recordándonos nuestras vidas propias y haciendo que se mantenga nuestra atención”.

La historia puede ser sobre ti personalmente, lo cual le dirá a la audiencia de primera mano porqué estás tan interesado y apasionado en el tema. O puedes contar una historia sobre otra persona de la cuál el público pueda aprender. “Otra opción: cuenta una fábula, un relato con sabiduría, un acontecimiento histórico o una anécdota”, dice Price. “La idea es, comenzar con una breve historia de 60 a 90 segundos que lance tu discurso y cautive a tus oyentes, y asegúrate de que la historia sintetiza el punto clave de tu mensaje.”

Ella sugiere que consideres estas cuestiones como el diseño de tu versión del “Érase una vez”: ¿A qué retos se han enfrentado en relación con tu tema? ¿Cómo superarlos? ¿Quién o qué te ayudaron o dañaron? ¿Qué lecciones han aprendido? ¿Qué quiere tu audiencia obtener, sentir o hacer como resultado de la historia?

2. Hacer una pregunta retórica invita a la reflexión

“Como Shakespeare escribió en ‘El Mercader de Venecia’ ¿Si nos pinchan, no sangramos? ¿Si nos hacen cosquillas, no nos reímos? ¿Si nos envenenan, no morimos? ¿Y si nos agravian, no nos vengaremos? “, dice Price. “Como orador, hacer preguntas retóricas tiene un efecto persuasivo, tú no esperas que la audiencia responda en voz alta, sino más bien en silencio para sí mismos.

Cuando has diseñado y presentado bien, las preguntas retóricas influyen en la audiencia a creer en lo que dice la persona que está en la posición del orador. “Es evidente que Shylock, el personaje de Shakespeare está llevando a sus oyentes a pensar en ‘SI’ cuatro veces para justificar la venganza contra Antonio. ¿A lo que tu quieres que tu audiencia diga ‘sí’ o ‘no’?”

Además de sí o no, también puede despertar la curiosidad y motivar a tu audiencia a pensar sobre la respuesta, dice ella.

3. Indica un titular o estadística impactante

Price dice que el vicepresidente de ventas de la compañía líder en tecnología de la información en la salud de Estados Unidos, vende con éxito soluciones de software para hospitales iniciando sus presentaciones con lo siguiente:

“De acuerdo con un nuevo estudio en el Journal of Patient Safety (Diario de la seguridad del Paciente), los errores médicos que llevan a la muerte del paciente son mucho más altos de lo que se pensaba. Eventos adversos prevenibles, (conocidos como PAEs en sus siglas en inglés), causan hasta 400.000 muertes al año en los pacientes que buscan atención en un hospital. Eso significa que los errores médicos son la tercera causa de muerte después de las enfermedades cardíacas y el cáncer. Nuestra visión es crear un mundo libre de errores médicos, y necesitamos su ayuda. ”

“La estadística, la afirmación audaz o el titular tienen que estar directamente relacionados con el propósito principal de tu presentación,” explica Price. “Su impacto ideal convence a la audiencia a escuchar y ayudar a que respondan positivamente a tus recomendaciones y en los pasos siguientes”.

4. Utiliza una cita poderosa y convincente

“Emplea las sabias palabras de una persona conocida, porque el nombre te permite aprovechar en tu beneficio la credibilidad, simpatía y notoriedad de él o de ella”, dice ella. La cita debe tener significado y relevancia para el público.

Imagina que estás instando a un grupo a llegar a un consenso o dando una charla sobre el manejo de conflictos. Puedes abrir con: “Mark Twain dijo una vez: “Si dos personas están de acuerdo en todo, uno de ellos es innecesario”.  A pesar de que algunos de nosotros no estemos de acuerdo sobre la cuestión xyz, cada uno de nosotros es necesario para llegar a una solución”.

5. Muestra una foto cautivadora y fascinante

Una imagen vale más que mil palabras – “quizás incluso más”, dice Price.

“Utiliza fotos en lugar de texto, siempre que sea posible”, sugiere. Una foto de calidad añade atractivo estético, aumenta la comprensión, se involucra la imaginación del público y hace que el mensaje sea más memorable.

Price ofrece el siguiente ejemplo de un uso efectivo de una imagen:

El presidente de una empresa de equipos de electrónica instó a sus gerentes a reducir costes. En lugar de mostrar mundanas tablas, gráficos y hojas de cálculo, abrió la reunión con la siguiente pregunta “¿Qué hundió al Titanic?” Cuando todo el mundo al unísono respondió: “un iceberg”, muestra una bella imagen en alta definición de un iceberg en la pantalla, la punta del iceberg era claramente visible por encima del agua, la porción mucho más grande era apenas visible por debajo de la superficie del agua.

“Lo mismo va a pasar con nuestra compañía”, continuó. “Los costes ocultos – los peligros bajo la superficie – están a punto de hundir esta empresa, necesito vuestra ayuda”.  Esta metáfora visual dio lugar a una creativa y productiva tormenta de ideas que inspiró a cada gerente de la unidad de negocio a perseguir con diligencia los costes ocultos por lo que les etiquetaron como  los “icebergs”, dice Price. El resultado estaba salvando millones y en última instancia la empresa.

6. Usa un apoyo o ayuda visual creativa

“Un apoyo es una herramienta de presentación con un gran tirón magnético que engancha a tu público y le mantiene viendo – o escuchando,” dice Price. Una ayuda visual también puede ayudar a enfatizar un punto.

Price utiliza el ejemplo de un vicepresidente de ventas en una gran compañía de seguros, que pasa a ser un ávido jugador de tenis. Ella dice que él quería dar inicio a su reunión anual con un bombazo, por lo que “utilizo brillantemente su raqueta de tenis para enfatizar  cómo sobresalir de la competencia, reuniéndose juntos como un equipo”, y ganar un’ Grand Slam ‘a través de un gran servicio al cliente. “Año tras año, otros oradores han sido comparados con la capacidad creativa de este líder de presentar un mensaje motivador”, dice ella.

 

“Piensa en cómo podrías utilizar elementos como un reloj de pared grande, una bolsa de regalo colorido, pelotas de malabares, una baraja de cartas, un manojo de zanahorias u otro apoyo, para introducir el tema, cautivar a la audiencia, inyectar humor y hacer que tu mensaje viaje a casa con ellos”.

7. Pon un vídeo corto

Imagínate dando inicio a una reunión de gestión de producto con un vídeo de testimonios de clientes convincentes, o a la apertura de un evento de recaudación de fondos para las especies en peligro de extinción, mostrando un leopardo de Amur jugando con sus cachorros en la naturaleza.

“Los vídeos evocan respuestas emocionales”, explica Price. “A diferencia del texto y las viñetas o diapositivas, puedes emplear a personas, imágenes y sonido para impresionar y enganchar a la audiencia, además  agregar drama y comunicar la esencia de tu mensaje rápidamente.”

Como dijo Walt Disney, “preferiría entretener y esperar que la gente aprendiera algo que educar a la gente y esperar que se hubieran entretenido”.

(fuente)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s